viernes, 29 de julio de 2016

Cómo ajusto los temas al tiempo

Hola!! Acabo de empezar con la oposición ( llevo poco, ya que he terminado este año). Mi preparador me proporciona los temas, pero son enormes.Viendo tu blog he visto que has colgado algunos temas, mi pregunta es cómo los has ajustado al tiempo, si has utilizado algun criterio... Espero que puedas ayudarme porque mi preparador no me aclara mucho las cosas.

Mientras opositaba, me aprendía un epígrafe, lo cantaba y apuntaba en el propio epígrafe cuánto había tardado. Así iba comprobando si los epígrafes estaban descompensados, si me sobraba o me faltaba contenido y cosas así. Tuve un preparador contrario a esta práctica, ya que sostenía que el civil debían ser 18 minutos, y no una suma de epígrafes. Nunca entendí bien la diferencia.

Con la práctica podía intuir el tiempo que me llevaría cantar un epígrafe solo con ver lo que ocupaba en papel. Todavía recuerdo el momento en el que me llegaron "unos concursales nuevos" de 25 hojas escritas por las dos caras. Qué impresión me llevé. Al minuto de salir por la impresora entraron en la papelera.

Cuando subo temas aquí, los ajusto al tiempo leyéndolos en la pantalla, en voz alta, a una velocidad razonable y con el cronómetro en marcha. Hay que tener en cuenta que: (i) conviene ir muy rápido en los artículos y dejar la teatralización para el resto del tema, (ii) se tarda menos leyendo en voz alta que recitando un tema memorizado, y (iii) se tarda menos recitando un tema cuanto mejor te lo sabes, especialmente los artículos.

Solo los preparadores que te escuchan pueden decir si vas lo bastante rápido y si se entiende lo que dices. Tienen que ser preparadores (o, al menos, opositores a esto) porque saben más o menos lo que vas a decir, y eso te permite ir más rápido que si le cantas el expediente de reanudación del tracto a cualquier viandante.

Ánimo.

4 comentarios:

  1. Hola!! Muchas gracias por contestar.
    Mi preparador me dice que no resuma, que me lo estudie todo, que con el tiempo y las vueltas ya iré depurando.Yo me cronometro y por muy rápido que hable no consigo decirlo todo, me sobra mucho, por mucha práctica que adquiera, no creo que consiga hablar más rápido.

    Como ví que tenias temas colgados y ajustados a tiempo, te pregunté por el método que seguias y así de paso, saber si tengo que resumir los temas (como yo pienso) o no ( lo que opina el preparador).No entiendo para qué voy a estudiarme tochos que no puedo decir.

    Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Habría que ver el caso concreto y la sensación que das. He escuchado opositores que comenzaban así:

    "Una vez expuesto el concepto y apuntados los caracteres, a continuación analizaremos la institución cuyo régimen jurídico comentamos siguiendo la aproximación tradicional que distingue entre los aspectos subjetivos, objetivos y formales. En primer lugar, respecto de los elementos personales, hemos de realizar las siguientes consideraciones:".

    Ahí se les van 15 segundos. En el otro extremo, he escuchado a opositores que todo eso lo sintetizaban así:

    "Elementos personales:".

    Medio segundo.

    Supongo que tu preparador teme que con los sucesivos cantes "saques la broza" (art. 574 CC) y se queden los temas cortos.

    Ánimo, suerte e inspiración en la búsqueda del justo medio.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Soy partidario de ser claro y conciso en la estructura´, como dice Marcos: Concepto (...) Naturaleza jurídica (...) Contenido (...). Se trata de que consigas que el Tribunal sea capaz de seguirte a ti. Esto es algo que se debe aprender. Y estableciendo una estructura lo más clara posible, se facilita al interlocutor que te siga, y así se tiene más fácil aprobar.

    Yo no soy partidario de medir tanto los tiempos en los epígrafes. A medida que vas dando vueltas te irás dando cuenta tú mismo de qué es qué no es lo importante. Mientras tanto y siempre el preparador te guiará.

    Me parece un consejo adecuado el de tu prerador. Tiene un fuerte razón de ser. O unas cuentas diría yo. Tendrás un mayor bagaje jurídico, lo que te servirá luego en los dictámenes, aunque ahora creas que no. Pero sobre todo, piensa que es más fácil quitar que poner.

    Por último: al final todos los preparadores te darán consejos, pero tienes que tener muy claro que eres tú el opositor, tú el que se estudia los temas y tú el que los cantará dentro de no mucho tiempo. Por lo que eres tú el que poco a poco debe formar su criterio sobre qué consejos debes seguir y cuáles no se ajustan a tu carácter. Nuevamente, esto lo irás afinando con el tiempo.

    Suerte y ánimo!

    ResponderEliminar